Categorías
Blog La Palma

Posibilidades abiertas al turismo en Fuencaliente

– En el turismo se suman e intervienen factores diversos

Los medios de comunicación y las ofertas de transporte de masas han puesto al alcance de todos un abanico amplísimo de posibilidades para cambiar de entorno habitual. Se aprecia como un signo de buen nivel de vida y como un factor esencial de ejercicio de la libertad acorde a gustos y preferencias personales.

El turismo ha puesto en valor localizaciones singulares por motivos geográficos, paisajísticos, climáticos, humanos y culturales. Se da toda una interacción compleja de factores que permiten la transformación económica de zonas diferenciadas que saben aprovechar las ventajas que les han sido dadas o que para este fin se crean ex novo.

Fuencaliente en la isla de La Palma tiene mucho que ofrecer para quienes valoran especialmente los entornos de gran valor natural. La naturaleza ha dotado a este pequeño municipio del sur de la isla de cualidades que hacen de este rincón Atlántico una pieza fundamental del conjunto de la isla mágica o bonita como también es conocida La Palma.

La actividad volcánica ha dotado a la isla de La Palma de una fisonomía particularmente original. Y esta originalidad se torna en algunos puntos de una extraordinaria belleza. Fuencaliente acoge de forma especial este pasado geológico de la isla y tiene ejemplos únicos de esta factoría natural de paisaje.

La playa de Echentive hace de los restos de una erupción un escenario marítimo que admite pocas comparaciones. La única forma de hacerse una idea de lo que representa es acercarse a este lugar dotado de la magia de las fuerzas de la naturaleza.

El paisaje accidentado y de altura que comparte Fuencaliente con buena parte de la isla de La Palma tiene en este municipio senderos para los que gustan del contacto con la naturaleza al ritmo de sus pasos. Uno de ellos puede ser recorrido entre el barrio de Los Canarios hasta el Faro de Fuencaliente. Es un pequeño tramo de la Ruta de los Volcanes.

– Abrirse a las nuevas tendencias del turismo

La irrupción de la tecnología de la información ha convertido al turista en un cliente informado que manifiesta en sus hábitos de consumo las valoraciones previas del público con el que se siente más identificado.

El aprecio e interés creciente por los tesoros de la vida natural encuentran en cada isla de las Islas Canarias un reino ecológico propio muy diferente a lo que se ve en la Europa continental u otra parte del mundo. En Fuencaliente pueden apreciarse estas diferencias ambientales desde los parques naturales hasta los espacios dedicados al sector primario de la agricultura.

El turista informado está mucho más interesando en profundizar en los temas económicos y sociales específicos de los destinos que visita. Los centros de interpretación tienen un correlato similar en empresas que ofrecen de forma desinteresada de cómo realizan sus actividades y las virtudes de sus productos.

La actividad vitivinicola bien representada en el municipio de Fuencaliente es un atractivo que va más allá de la aficiones enológicas. El cultivo en suelo volcánico imprime en los productos propiedades inconfundibles que los hacen exclusivos.

El cultivo del plátano es otro aspecto que comparte medio natural con la vid y despierta interés para quienes provienen de climas alejados de cualquier señal que pueda calificarse de subtropical.

Las salinas del sur de la isla de La Palma y bien señaladas por el Faro de Fuencaliente son otro aspecto que para el visitante deja un recuerdo asociado a la cocina y gastronomía local. El conocimiento de sus virtudes como sal marina y las inevitables relaciones que establecen los productos locales con la vida social de su población ayudan a identificar al visitante o turista con la sociedad que lo acoge.

El encanto de un lugar está mucho más en mostrarse tal cual es que en artificio de imitar a otros destinos con éxito. En este sentido Fuencaliente cuenta con un entorno único, privilegiado y que encuentra en quienes lo conocen por vez primera la gratitud por la grata sorpresa de sus paisajes y el trato cordial de sus habitantes.

Hacer de la hospitalidad isleña el mejor vehículo para atraer un público es la clave para seguir avanzando en darse a conocer por todo el mundo. Cuando se valora la armonía entre la la naturaleza, y la creación humana Fuencaliente destaca como destino de maravilloso e imborrable recuerdo en la memoria.